Bosque nativo

Desde 2010 varios proyectos consecutivos de plantación de especies de árboles nativos fueron realizados, con los objetivos de la restauración del bosque nativo, control de la erosión, recuperación de suelos y restauración del hábitat de la fauna local.


Base legal: Ley sobre recuperación del bosque nativo y fomento forestal, ley 20.283 ; DL 701 y sus reglamentos.

Limitaciones: diseñado para el fomento forestal, no para la restauración ecológica; las interpretaciones de los conceptos de la ley y el estado de las especies arbóreas cambian dependiendo de la situación.


Periodo : 2010 - 2021.


Planes de manejo aprobados:

Resolución 7/33-110/13 (24/04/2013);

Resolución 23/33-113/16 (11/10/2016);

Resolución 24/33-113/16 (17/10/2016).


Especies de árboles locales plantadas (bosque siempreverde):

Lenga (Nothofagus pumilio), UICN - preocupación menor;

Ñire (Nothofagus antarctica);

Mañio Macho (Podocarpus nubigenus), UICN - casi amenazado;

Coihue de Magallanes (Nothofagus betuloides);

Coihue de Chiloé (Nothofagus nitida);

Coihue común (Nothofagus dombeyi), UICN - preocupación menor;

Rauli beech (Nothofagus alpina), UICN - preocupación menor;

Ciprès de la Cordillera (Austrocedrus chilensis), UICN - casi amenazado;

Notro (Embothrium coccineum).


Los ensayos con algunas otras especies nativas de la Cordillera han tenido un éxito desigual.

Ensayos de siembra directa de semillas en áreas abiertas.


Fuentes iniciales de material de siembra:

   Forestal Mininco;

   Bosque de Cofré ;

   Conaf. 

Con paso posterior a semillas y plantas procedentes del proyecto.

Resumen del programa de plantación:


2010 (octubre): 3,5 ha; ladera oeste de la terraza, tramo inferior; árboles: Coihue (5000), Lenga, Ñire; para el control de la erosión; la sección superior no se plantó porque estaba demasiado seca.

2012 (mayo - junio): 7,7 ha; la pendiente sobre el camino antes del cruce del río; árboles: Coihue (4000), Lenga (1500), Ñire (3000), Rauli (300), Ciprés de la Cordillera (500); en el marco del proyecto de Conaf  "Protección del suelo y conservación de los bosques"; fuente de las plantas: Conaf; el Ciprés fue un experimento, todos murieron; Rauli no es común en el área, pocos sobrevivieron.

2013: 20 ha; vertientes oriental y alto del río Melinquina; árboles: Coihue (7000), Lenga (7000), Ñire (3000), Mañio Macho (1000), Notro (1000); control de la erosión; fuente de las plantas - Mininco (15.000), Conaf (4000 Coihues y Lengas); las 4000 Lengas y Coihues de Conaf se mantuvieron como plántulas y tenían entre 60 cm y un metro de altura cuando se plantaron.

2014: 35 ha; sector superior occidental; árboles: Coihue (26.000), Lenga (12.000), Notro (405); control de la erosión y restauración; fuente de las plantas - Mininco (12.000 Lengas, 4.000 Coihues, 405 Notros) + 22.000 Coihues del bosque de Cofré; en octubre de 2013 se plantaron 26.000 coihues como plántulas, murieron unos 4.000.

2015: 24 ha; sector occidental del bosque; árboles: Coihue de Magallanes (20.000), Lenga (10.000), Notro (5.000); control y restauración de la erosión; fuente de plantas - Mininco.

2016: 52 ha; terraza y vertientes altas de Santa Juana: Coihue de Magallanes (66.000); fuente de plantas: 50.000 coihues de vecinos; resto del nuevo vivero. 18 ha: Pichimahuida, sector occidental y borde de terraza: 29.500 lenga, coihue y notro; fuente las plantas - vivero del proyecto.


2017: 25 ha: sector occidental y borde de terraza: 25.000 árboles plantados; fuente de las plantas - Mininco (5,000 lenga, 3,600 notro), el resto del vivero del proyecto.

La tasa de supervivencia promedio, según la evaluación oficial de Conaf para la bonificación de la plantación, es de aproximadamente el 85% o más, en resoluciones de Conaf respectivas.

Resolución Conaf 13/221-110/19 (5/9/2019) Ley 20.283 : “Según datos capturados en terreno, la densidad actual de plantúlas vivas es de 1762 pl/há con un porcentaje de mortalidad de solo 2% en las parcelas replanteadas”.


Esta alta tasa de supervivencia se logró gracias a los protocolos de plantación. Principales características:


  1. La plantación se realiza de acuerdo con los protocolos de plantación natural específicos del ecosistema, bajo la guía y de acuerdo con los planes de manejo desarrollados por un ingeniero forestal local con mucha experiencia;

  2. Específicos de las especies de arboles en sus rumbos nativos;

  3. Aprendiendo de la naturaleza, de cada especie de árbol;

  4. Todas las plantaciones fueron realizados a mano, por un equipo profesional, con transporte por caballos. Este aspecto es importante para la tasa de supervivencia, dados tambien los recientes descubrimientos en la sensibilidad, inmunidad y resiliencia de las plantas;

  5. Cada nueva plantación se realiza sobre la base de la experiencia previa;

  6. Sinergias entre bosque plantado, remanente y regenerado;

  7. Recuperar un equilibrio dinamico del desarrollo del bosque;

  8. Orientado a las necesidades del bosque, no a los valores estéticos, preocupacion por el bienestar de los árboles plantados;

  9. Restaurando (iniciando) la sucesión natural;

  10. Restaurando procesos propios del bosque natural;

  11. Medidas generalmente aplicadas solo una vez;

  12. Aumentando la diversidad estructural;

  13. Consideraciones genéticas tomadas en cuenta.

  14. Teniendo en cuenta la fenologia del clima local.


  1. Sin soporte artificial para plántulas plantadas;

  2. Las plántulas pasan varios años en un vivero en el sitio para adaptarse a la zona;

  3. La fertilización está excluida;

  4. La madera muerta es importante para los protocolos de plantación: reconstruyendo el contenido de madera muerta del bosque

  5. Aumento de la madera en descomposición, no cortado con motosierra, el árbol debe morir de la manera normal;

  6. Evaluando la importancia de la sombra para plantas pequeñas;

  7. Creación de micro-terrazas por recuperación tosca y suelta;

  8. Establecimiento de islas boscosas;

  9. Árboles de raíces profundas en pendientes.


  1. Evitando utilizar un modelo de referencia único;

  2. Evitando seleccionar especies de una etapa de sucesión tardía para iniciar la reforestación;

  3. Evitando de centrarse en un conjunto reducido de indicadores;

  4. Las condiciones estructurales son introducidas en modelos de referencia.


  1. Nunca seguir el ejemplo de las grandes campañas promocionales de plantación de árboles, sin seguimiento ni preparación; nunca usar voluntarios.


Para más información: Don Luis.


Hasta la fecha aproximadamente 230 000 árboles de especies nativas fueron plantados.

Un total de 380 hectáreas afectadas.

La tasa de supervivencia promedio documentada es de aproximadamente 85% o mas, atestiguada por Conaf

así como por CIEP. Proyecto más grande en el área bajo la Ley del Bosque Nativo.




La Tierra que recuperamos, Dr. Fernando Hartig Carte, Santiago de Chile, 1994:

“En tanto se le da tiempo al bosque nativo para que se recupere, donde realmente lo requiere, se debe incentivar la investigacion y formacion profesional proyectandola a nuevas formas alejadas de dogmatismos, de manera que facilite a los ingenieros forestales y a los propietarios de las tierras forestales, que son los principales protagonistas, a tomar sus propias decisiones en lugar de cederselas a funcionarios de Estado que no asumen, por supuesto, las consequencias economicas de sus restricciones.”

“El minifundio creado por la politica de colonizacion del siglo diecinueve no logro desarrollar la agricultura y menos la foresteria sustentable. Y es justamente el causante de la mayor destruccion forestal del bosque nativo en Chile. Es majadero continuar asignandole a la gran empresa forestal la responsabilidad de lo acontecido, con los datos que hoy dia estan al alcance de todos.”


“Hoy en día, casi todos los árboles se plantan con máquinas de plantar que agilizan el trabajo, pero con el trabajo manual, las tasas de supervivencia de las plantas son más altas”, Экология и жизнь, 5(34) 2003, p. 62.